La historia de Queserías del Tiétar está ligada al esfuerzo y al espíritu emprendedor de un hombre,
Rafael Báez Bravo-Murillo, un enamorado del Valle del Tiétar con residencia en Madrid,
quien a punto de jubilarse pensó crear en este bello entorno geográfico
una empresa ligada a la actividad agroalimentaria.

Gracias al conocimiento de esta zona, a su riqueza natural y a la tradición quesera en Castilla y León,
con pocas ayudas institucionales pero con el asesoramiento de buenos profesionales, en 1983
inició la fabricación del queso “Cabra del Tiétar”, utilizando como materia prima los 80 litros de leche
que le suministraban a diario los dos cabreros que había en La Adrada.

Dos años después, con el asesoramiento de los maestros Enric Canut y Ramón Badía,
comenzó a elaborar las otras tres variedades que hoy completan la gama de la quesería:
el queso fresco “Cabra del Tiétar”, la pasta de queso a las finas hierbas
y el exquisito “Monte Enebro”, apreciado y galardonado dentro y fuera de nuestras fronteras.

En 1988, con la incorporación de Paloma, una de las hijas de Rafael Báez,
en las tareas de gerencia y producción, se constituyó la empresa familiar Queserías del Tiétar, S.L.
En la actualidad, Rafael y Paloma comparten la gerencia de la empresa que cuenta ya
con un creciente posicionamiento en el mercado nacional e internacional.


© Queserías del Tiétar, S.L. - Ctra. CL-501 km. 22 - La Adrada (Ávila) - Tel.: 918 670 876 Fax: 918 670 321 - info@queseriasdeltietar.com